Prefacio[1] de Clara Sabelotodo

Volvemos a nacer para entrar en el Reino de Dios

 

No espere usted encontrar en esta novela corrección política, social, racial, sexual, loas al feminismo, al machismo-leninismo ni niño muerto. Y eso he dicho, sexual y no de género, porque el género no es lo que tienen los señores y las señoras entre las piernas sino lo que venden los tenderos en las tiendas, y lo que ponen los gramáticos en las gramáticas (no me malentiendan, no quiero decir con esto último que un señor gramático le vaya a poner a su señora gramática «su género» en la «génera» de ella).

Sí que encontrará usted aquí loas a la cerveza belga, al vodka ruso, a los grandes reservas de Rioja, a los grand cru classé de Burdeos… a las ramas de Ketama.

La intención principal del Búho para que este libro se publique es rescatar a sus hijas de las garras de los malos y también, por supuesto, salvar su propio plumaje. Y lo primero es lo primero: salvarse a sí mismo. Y es que ya lo dicen los tripulantes de cabinas de pasajeros en los aviones: primero se salva el padre, o la madre, y después las niñas.  Si hay publicidad y todo el mundo las conoce, nadie se atreverá a hacer nada malo contra ellas.

Esta es la primera novela de la que puede ser una larga serie compilada bajo el título de «Informe del Fiscal Especial para el Juicio Final» – Aventuras del Búho.

Todo depende de vosotros, de vuestra generosidad e inteligencia. Y ahora tengo que daros otra explicación.

El glosario de inglesismos y errores de traducción sí que es cosa del Búho. Lleva muchos años en eso y se dispone a dejar temporalmente, quizás definitivamente, el trabajo de traductor, que no el de intérprete. Ese tiempo lo piensa dedicar a acabar su diccionario de inglesismos y errores de traducción en la prensa española. ¡Tiembla, canallesca!

En cuanto al tema religioso, que nadie se piense que el Búho es ateo, antirreligioso, etc, etc, ¡todo lo contrario! Es supercatólico, como su madre. Su tío Guillermo, juez celestial, y es que la cosa viene de familia, el hermano de su mamá, fue sacerdote, admirado y respetado por todos los que le conocían, y ejemplo de buena persona y caridad cristiana. Además, el Búho se fue a vivir a la ciudad de la Virgen María (que, todo hay que decirlo, era virgen de pensamiento, de alma), su heroína. Las calles de Amberes están llenas de imágenes de ella. Así que nadie se escandalice porque «¡Dios es humor!», y si Él no se mosquea con el Búho, nadie tiene derecho a mosquearse o a mandarle a los Guerrilleros de Cristo Rey. Además, cree que así se puede dar ejemplo a algunos de nuestros hermanos musulmanes (que no Hermanos Musulmanes) para que se den cuenta de que no merece la pena mosquearse, y que estamos en el siglo XXI.

Para quienes no sepan qué coño es la OCOCO, la OPAQ o Eurojust, he incluido una explicación en otro glosario al final del libro.

Nota a los traductores jurados requeridos por un tribunal competente

Traducir esto va a ser difícil de cojones. Se tarda el doble o el triple de tiempo que con una novela normal. Así que aconsejo pedir el doble o el triple de pasta, o negarse a traducirlo en caso de requerimiento por la autoridad competente. Y cuidado, ¡a ver si va a pasar lo mismo que con la Biblia, porque el Apocalipsis, por ejemplo, ¡parece escrito en Hollywood! Si tenéis preguntas, queridos colegas, la solución está en https://enclave.rae.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Coña publicitaria.

Consuma cerveza trapense sin moderación. Se sentirá cada vez más cerca de nuestro Señor.

Visite monasterios trapenses. Merece la pea.

Visite la cervecería De Koninck de Amberes. Vivirá una experiencia inolvidable.

Coma bombones Neuhaus con su pareja. Se pondrán a cien los dos.

Con el patrocinio de «Visite Amberes»

www.visitantwerpen.be/es/home

 

 

 

 

[1] Explicación etimológica del término «Prefacio»: «pre» es un sufijo que significa «antes de». «Facio» es una raíz latina que significa «cara». Estos dos componentes juntos forman la palabra «prefacio», que significa cómo tenía la cara el Búho antes de publicar este libro. O sea, «dícese del rostro afilado, agudo, inteligente, profundo, etc, del Búho antes de la publicación de esta novela», por oposición a cómo se la van a poner después (N. de Sabelotodo).

¡SÍGUEME! 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

© 2019 por Búho del Árbol del Bosque, Fiscal Celestial